¿Quien Soy?

Mi foto
Alicante / Murcia, Spain
Licenciada en Bellas Artes por la Universidad Miguel Hernández de Elche. Master en Arteterapia y mediación plástica por la Universidad de Murcia. Estudiante de Psicología por la U.N.E.D (Universidad a Distancia)

lunes, julio 13, 2009

REFLEJOS DEL ÁNGULO MUERTO

Sólo algunas personas saben que nuestros ojos tienen un ángulo muerto, un lugar donde nos es imposible acceder con la mirada por más espejos retrovisores que usemos. Sólo algunas personas saben que somos ciegos a la parte más importante de nuestro mundo. No sabemos porque razón se nos ha cegado a ver la parte más idílica de este, quizás porque como seres humanos imperfectos que somos, el brillo directo que emite la felicidad podría cegarnos para siempre. Sin embargo, ante ese déficit de nuestra percepción algunas personas han desarrollado la capacidad de inventar, de simbolizar, de ilusionar en nuestro ángulo muerto, aquello que el ojo nos impide ver.



En el ángulo muerto nos parece ver a un amigo a quien hacía tiempo que no veíamos, da igual si era él o no, el ángulo muerto te ofrece la oportunidad de verle de nuevo y de ilusionar el encuentro. Quizás después de ese reflejo decidas buscar o llamar a esa persona que deseabas encontrar o simplemente ese reflejo ya te haya conformado. Las imágenes del ángulo muerto siempre procuran provocarnos una sonrisa o un suspiro de felicidad.

En el ángulo muerto el enamorado ve a su amada cuando esta no está, la hace presente en la palabra porque la nombra a cada instante, la conceptualiza para que ella pueda estar, en el ángulo muerto ella, su amada, está presente para siempre en un reflejo pretérito, borroso, que invita al enamorado a construir el encuentro de su amada real o imaginada.

En ese ángulo muerto de nuestra visión somos capaces de ver lo que no está, lo que nunca estará y lo que perdimos para siempre. Gracias a ese ángulo muerto somos capaces de inventar un objeto que está entre la realidad externa (Lo objetivo) y nuestra realidad interna (lo subjetivo). Lo que vemos en nuestro ángulo muerto tiene que ver con la realidad y con nuestra propia subjetividad, nuestro ángulo muerto se manifiesta en los sueños diurnos y nocturnos, en nuestros deseos y nuestras ilusiones, es la mayor defensa que poseemos ante la perdida y la frustración, si no fuera por las imágenes de nuestro ángulo muerto muchas personas tendrían una gran dificultad para vivir, los reflejos del ángulo muerto nos ponderan de vitalidad, estos reflejos consiguen dar brillo a nuestra realidad, emitiendo imágenes ilusorios allí donde falta el objeto deseado.

6 comentarios:

Amelie dijo...

Entonces molaría tener un ojo entero en angulo muerto para ver una no realidad mas fuerte :D

Amelie dijo...

Entonces molaría tener un ojo entero en angulo muerto para ver una no realidad mas fuerte :D

pie izdo, pie drcho dijo...

ohhh... que feliz reencuentro para leer... me parece super interesante el angulo muerto"" ... te seguré leyendo. Muchos besos

Hollie A. Deschanel dijo...

Qué cosa más feliz saber que tenemos ese ángulo muerto, aunque no siempre podamos hacer uso de él.

Muás :)

p. Yulep Rikschîjin *live* dijo...

angulos angulos... ¿cual es el mas puntiagudo del reame?
Tu blog es un encanto,
besos

santiago dijo...

muy interesante, aunque me parecería más justo llamar "angulo muerto" al de la mirada objetiva.
Muy bueno este espacio.