¿Quien Soy?

Mi foto
Alicante / Murcia, Spain
Licenciada en Bellas Artes por la Universidad Miguel Hernández de Elche. Master en Arteterapia y mediación plástica por la Universidad de Murcia. Estudiante de Psicología por la U.N.E.D (Universidad a Distancia)

sábado, mayo 10, 2008

ADICTOS AL AMOR, El último chute....!Por favor!

Mucho hemos oído sobre el amor: Colin Tellado, telenovelas venezolanas, maravillosas comedias románticas americanas, el especial San Valentín del diario de Patricia, dedicado a demostrarle tu amor a tu pareja, y más, y más….






Mas allá de todos esos indicios sociales que nos hacen pensar que somos seres para el amor, poco sabemos de su verdadera causa y trascendencia.

Para empezar, ¿Por qué nos enamoramos de una determinada persona, y no de otra que sensatamente sabemos que nos beneficia mucho más?, Según el Psicoanálisis la respuesta esta en los recuerdos inconscientes, principalmente recuerdos de la primera infancia. Parece ser, que mucho antes de haberse construido nuestro psiquismo ya hemos construido un molde completo de circuitos cerebrales que determinan de quién nos enamoraremos. Según el sexólogo John Money estos mapas se desarrollan entre los 5 y 8 años como resultado de asociaciones de miembros de la familia con los que se ha establecido apego. Esto hace que cuando aparece ante nosotros el verdadero amor ocurra un sinfín de relaciones inconscientes que nos lleven a reconocerlos.

Por otro lado, hay psicólogos que atañen a “la teoría de la correspondencia”, esto quiere decir que, cada cual busca y se enamora de la persona que cree merecer, dependiendo de su estructura mental de autoconcepto y autoestima de cada uno. Esto explicaría casos en los que personas nunca llegan a enamorarse de nadie ,porque el nivel de autoestima es tan alto que nadie llegaría a ser lo suficientemente bueno como para satisfacerlo o los casos en los que determinadas personas eligen una pareja que les trata vilmente y aguantan sacrificadamente, porque consideran que es e lo que ellos merecen.

También he oído, que los que se enamorarse locamente , son personas inmaduras, personas con baja autoestima y desajustes emocionales, y que las personas maduras y sensatas no se dejan caer en las tormentas emocionales.

Quizás la causa del amor que más adeptos ha ganado en los últimos años, es que el amor es pura “electro-Química". En la cascada de reacciones emocionales, hay electricidad (descargas neuronales) y hay química (hormonas y sustancias que participan). Esto es una causa orgánica que explica porque una pasión amorosa descontrola nuestra vida y explica los extraños síntomas del enamoramiento.

Parece que cada vez hay menos dudas, el amor es una enfermedad, es como un persistente rosario de circuitos obsesivos que te descontrolan. Si en una gastroenteritis los síntomas se instalan en el estomago, los padecimientos del amor se esconden irónicamente en esa desconocida red de filamentos que llamamos sistema nervioso. En él, todo es pura pulsión y oleaje químico, una tempestad donde se asienta sentimientos raramente encontrados como el miedo, el goce, el dolor, el orgullo, los celos, el ardor sexual, el odio, y por supuesto en amor.

A través de los nervios microscópicos, los impulsos se transmiten a todos los poros de nuestra piel, a todos nuestros folículos pilosos. Todo nuestro cuerpo se ve envuelto en la trinchera del amor, desde el músculo intestinal, las glándulas lacrimales, la vejiga y los genitales, el organismo estero esta sometido a este bombardeo. Las órdenes se suceden a velocidades de vértigo, los neuroconectores envían señales contradictorias: ¡acción! ¡control! ¡constricción! ¡control! ¡dilatación! ¡Control! ¡secreción! ¡control!.

Todo es urgente, expectante , efervescente, impelente , determinante ...... No existe en esta lucha, fuerza alguna de voluntad, es el reino cartesiano del “siento, luego existo”, todo es carne, todo es pulsión, todo es absolutamente primario. Es el lugar donde la razón se convierte en una desconocida extranjera.



Es un autentico chute que sube nuestros niveles de dopamina y serotonina, que nos vuelve impacientes a la espera del próximo chute, una enfermedad para la que posiblemente un día exista una cura, ansioliticos o antidepresivos que nos vuelvan insensibles y nos aparten de la más mínima sensación de emoción.


Mientras que eso ocurre, hoy por hoy, lo mejor que te puede pasar en la vida es amar y ser amado.



3 comentarios:

Anónimo dijo...

madre mia hija!! si que estas enamorada últimamente.... ¿Se puede saber el nombre del afortunado?

Esa escena de la piscina de Romeo y Julieta es..... UMMMMMMMM

Suerte en tus conquistas!!

Eva Cristina Mesas Escobar dijo...

Aviso a Navegantes!! no estoy enamorada, ni existe afortunado.

Querido anónimo, muchas gracias por su interés, pero el amor "is in the air", y yo simplemente lo cuento.

puede ser tu historia, mi historia o de cualquier hijo de vecino que se quiera ver reflejado, para eso existe el arte.

muchas gracias por tu comentario, y espero que algún día puedas representar en el teatro de la vida la escena de la piscina de romeo y julieta. mientras tanto que continúen los ensayossss


"The show must go on"

CUCALELLA dijo...

"Amar y ser correspondido"...ese es el lema de la película de Moulin Rouge. Siempre seré una romantica y una adicta al chute del amor. :-)