¿Quien Soy?

Mi foto
Alicante / Murcia, Spain
Licenciada en Bellas Artes por la Universidad Miguel Hernández de Elche. Master en Arteterapia y mediación plástica por la Universidad de Murcia. Estudiante de Psicología por la U.N.E.D (Universidad a Distancia)

domingo, abril 22, 2007

Un Secreto...






Un secreto es algo que nunca puede desvelarse, es para quien lo vive lo más íntimo y profundo del ser.


Yo tengo muchos secretos… y casi todos son inconfesables



Un secreto se estructura a través de un vacío, un sentimiento amargo que empieza a volverse intolerable incluso para uno mismo, y que ha de ser apartado para siempre.

Para ello, casi siempre hago un agujero muy profundo, lo más alejado posible de mí, y en esa cripta misteriosa guardo mis secretos bajo llave, y allí, mis secretos deambulan como habitantes de otro mundo, se mantienen aislados, allí, donde lo más familiar se torna un extraño.

Me dijeron un día, que la intimidad era un lugar donde uno puede hablar consigo mismo como si fuera otro, y donde otro puede acceder también si tú le dejas. Ese lugar debe ser mi cripta, pero con tanto secreto deambulando como fantasmas, puede resultar muy complicado decidir invitar a alguien allí. Entonces... ¿Donde guardo mis secretos?...



Conozco muchos secretos…. Y casi todos siguen siendo un secreto, porque simplemente prefiero negarlos, pensar que nunca los supe.

Lo secreto, lo oculto, lo clandestino, lo prohibido, lo siniestro, el mal.



Lo secreto aparece unido siempre a una experiencia yoica subjetiva, que casi siempre se relaciona a la represión de un deseo, en mayor o menor grado sexual. En el arte nos encontramos a menudo con la sagrada revelación de un secreto, casi siempre preferimos no verlo y otras pocas intentamos disimularlo, pero a mí, sin embargo desvelar un secreto me produce una extraña satisfacción.

¿Cuánto secretos hablan de amor, de atracción, de deseos inconfesables, de sentimientos que se oponen al yo?

En muchas ocasiones la narrativa de un secreto resulta inofensiva, incluso su banalidad puede provocar la risa en nuestro interlocutor. Pero para quien lo vive, para quien ha hecho de esa vivencia el núcleo de su conflicto interior, resulta monstruoso, una anomalía en medio de su circuito interior que interfiere con los valores morales y éticos con los cuales se ha construido.

Y entonces… hablemos de amor, de la evolución histórica del amor, del amor como la construcción de lo femenino y de lo masculino, del matrimonio en una relación subordinada de un género frente al otro, que exalta el amor romántico y gustosa fidelidad de ambos, que convierte a la dama en gozosa dependiente de su caballero. (Esto no parece ser ningún secreto).

Y ahora hablemos de deseo, de ese que permanece siempre por fuera de las instituciones del amor, de ese que ha de ser reprimido porque pone en cuestión las mismas instituciones. Es por eso que nuestro yo trata de orientarnos hacia cómo, dónde y cuándo debemos sentir deseo, y sobre todo hacia quién, que no es más que un esfuerzo siempre malgastado por intentarnos domesticar y adaptarnos a la civilización.


El deseo casi nunca tiene objeto, el deseo se recrea en su propia satisfacción de desear. Según Freud: “El niño es un perverso polimorfo que goza de todos los orificios y mucosas de su cuerpo”, las fantasías sexuales de los hombre y las mujeres también son perversiones, la pervivencia del beso clandestino, la versatilidad de las zonas erógenas, el transito a través de la sexualidad heterosexual hegemónica y convencional. El puritanismo sexual ha dado paso a la llegada de lo más inquietante del ser, a lo más íntimo, a las profunda cripta de los secretos más inconfesables.



Yo sé un secreto…pero no te lo voy a decir.
Eva Cristina Mesas Escobar


2 comentarios:

j4m3s dijo...

perdona por no dejarte comentarios nunca, pero es q escribes unas cosas tan cultassss...

Anónimo dijo...

ey Nenita!! ME ha encantado tu blog, aunque tengo que confesar que a veces no entiendo ni papa. Me encanta tenerte como amiga,eres mi máxima admiracion... ya me enseñaras como constuirme un blog de esos, que yo no estoy muy puesta en temas imformaticos.

en fin...un beso muy grande y sige deleitando al mundo con tu arte.


Beatriz XXX